¿QUÉ ES EL PODER?

¿Qué es el poder? La filosofía no es el sentido común pero debe estar atenta a él. El poder es la fuerza contra los demás, me dice mi hijo, interrogado a bocajarro, por la mañana, medio dormido, antes de salir para la escuela. Digámoslo de modo menos sintético.

El poder es la capacidad de Uno de conseguir que otros hagan negro aunque quieran hacer blanco. Si además el poderoso consigue que acepten que negro es lo que tenían que hacer, el poder está ideológicamente legitimado, tiene la adhesión de los dominados. Si lo hacen creyendo que no lo tenían que hacer, el poder se ha impuesto por la fuerza.

Relevo Presidencial

Creo que la pregunta sobre la esencia del poder es pertinente, que las múltiples formas de presentarse que el poder toma, tienen algo en común. Y esto es lo que explica que el poder sea el cemento de lo social. Toda relación social contiene una relación de poder.

El Estado es una de las formas de manifestación de poder pero ni es la única ni la más duradera. El poder existía antes que el Estado y seguirá existiendo después. Si el poder fuera un inmenso monstruo, como a menudo representan los propios reduccionistas, el Estado sólo sería la cabeza del monstruo, lo que explica la sorpresa que se llevan algunos cuando, después de la revolución, reaparecen en el nuevo Estado las formas de poder anteriores.

Poder

El poder es constitutivo de lo social y creador de realidad, de utilidad y de saber. Me parece importante subrayar esta dimensión positiva del poder contra el prejuicio que iguala sistemáticamente poder con represión. Esta doble cara del poder da cuenta de la ambigüedad que caracteriza al hombre y advierte sobre el sutil velo que separa el bien del mal.

Al hacer del poder exclusivamente un lugar de la negatividad y de la dominación se da pie a la fantasía de una sociedad sin poder. Una sociedad humana sin poder es impensable. A la que dos personas se juntan ya hay diferencia, por tanto, poder. La diabolización del poder es una recurrente actitud intelectual, tendente a confundir la realidad con la contracción mental de cada uno.

¿Defensa o imposición del punto de vista? ¿Poder?

El poder es capacidad y relación. Y esta capacidad que llamamos poder es transitiva, actúa sobre los Otros y recibe respuestas de los Otros: el cumplimiento de la acción (obediencia), la adhesión o la resistencia, el rechazo o la inversión de las relaciones de poder (revuelta).

El poder es constitutivo de lo social. No hay una situación anterior a la relación de poder. Siempre por lo menos son dos: Dios y Adán, Adán y Eva. Donde hay dos sujetos hay poder, sin posibilidad de separar la presencia de los dos en esa relación. Sólo Dios, en tanto que figura del todopoderoso, agotaría el poder en sí mismo, pero la plenitud del poder es insostenible de manera intransitiva: Dios lo despliega en el mundo. Y al desplegarlo empieza a compartirlo.

Dios despliega su poder y lo comparte con los humanos

Hay una definición de poder de Max Weber que se corresponde con la descripción del sentido común: “Poder significa la probabilidad de imponer la propia voluntad en una relación social, incluso contra toda resistencia y cualquiera que sea el fundamento de esta probabilidad”. La definición es genérica: abarca cualquier relación social. Vincula poder y voluntad -la intencionalidad del poder- y da por hecho que el poder encuentra resistencia.

Donde hay dos hombres diferentes -y todos los hombres lo son- hay diferencia de potencial, es decir, capacidad de imponer la voluntad de poder del más fuerte al más débil. La relación de poder aparece en el seno de las relaciones de amor, de trabajo, de negocios, de intercambio, de enseñanza, de integración, de justicia, de gobierno, etc., unida a ellas de una forma inseparable.

E incluso en sus formas más intensas -más puras si se quiere- el poder nunca va solo, se expresa en forma de relaciones de carácter económico, patriótico, ideológico, militar, etc. El poder está inscrito en las maneras de relacionarse de los hombres y es un componente de toda acción. El secreto del poder es su eficacia: la obediencia, la servidumbre voluntaria. La esperanza y el miedo aparecen como principales motivaciones psicológicas del poder.

La UNIÓN dá PODER

Como Aristóteles viene a recordarnos, sólo el hombre entre los animales posee la palabra: la voz es indicativa del dolor y del placer, por eso otros animales la tienen también. La palabra, en cambio, existe para manifestar lo que es conveniente y lo que es malo, lo justo y lo injusto. En el origen del poder está la palabra.

Dios, cuando quiso dar pleno poder al hombre, hacerle rey de la creación, “formó de la tierra a todos los animales del campo y a todos los pájaros del cielo, y los condujo delante del hombre para ver cómo les llamaría, y porque el nombre que el hombre otorgara a cada animal vivo, aquél fuese su nombre”.

Nombrar es identificar: el padre pone nombre a los hijos, el poder disciplinario enumera a los prisioneros y enfermos, la policía interpela a los ciudadanos. El poder nace de la palabra. Cuando el hombre adquiere la palabra se revela contra Dios. Y en un momento dado (episodio de la Torre de Babel) Dios opta por vengarse provocando, como castigo, la confusión de la palabra, el disparate. De la confusión surgió la pluralidad: la Torre de Babel no era una ciudad porque la unidad en el proyecto único y total y la ciudad son incompatibles.

La Torre de Babel, el triunfo de la confusión y el fracaso de la rebeldía

El poder es la eficacia de la palabra . Poder es la capacidad de acortar la distancia entre la palabra y la acción, entre la expresión de una voluntad y su materialización. Cuanto más corta es esta distancia más poderoso es el que gobierna. Cuando se pronuncia la palabra, la orden, y no se concreta la acción, el poder está en crisis.

Hobbes descubre en la humanidad “un deseo perpetuo e insaciable de poder tras poder, que sólo cesa con la muerte”. El mismo filósofo ratifica este carácter constitutivo de lo social: el poder acompaña a la humanidad hasta la muerte y el carácter a la vez intencional y estructural, un deseo perpetuo e insaciable. Los polos de poder son hombres o figuras en las cuales los hombres han proyectado sus deseos insaciables,la conciencia de sí del hombre”.

Centrémonos en los dos polos de la acción de poder: el que manda y el que obedece, el amo y el esclavo, el gobernante y los gobernados, el superior y el inferior: Uno y los demás. A la orden -la palabra: “Dios dijo”- que domina la relación de poder, corresponde la realización de esta orden, la obediencia-: “Y así fue”.

Uno y los demás

Remontémonos al luminoso siglo XVI en el que coincidieron algunas de las cabezas mejor organizadas de la historia del pensamiento. Con treinta y cinco años de diferencia, primero Maquiavelo aisló la política, en el sentido en que los científicos hablan de aislar un virus para someterlo por completo al poder de la mirada, para describir sus técnicas y sus reglas, y posteriormente Étienne de La Boétie aisló el poder político estableciendo las bases de la teoría moderna del poder.

“Sólo desearía -dice La Boétie- que alguien me hiciera comprender cómo es que tantos hombres, tantas ciudades, tantas naciones, soportan a veces todos un Tirano solo, que no tiene otro poder que el que ellos mismos le dan -y añade-:“Cosa verdaderamente sorprendente (y no obstante tan común que hay que llorar más que sorprenderse) es ver millones y millones de hombres miserablemente subyugados, y sometidos cabeza gacha, a un yugo deplorable, no porque estén obligados por fuerza mayor, sino porque están fascinados y, por así decirlo, embrujados por el solo nombre de Uno”.

Ésta es la debilidad de los hombres: ¿cómo todos prefieren sufrir antes que contradecir a Uno? ¿Cómo se explica que obedezcan a Uno con una servidumbre contraria a la naturaleza -“el hombre es el único ser nacido para ser libre”- de la cual tenemos elementos para decir que es voluntaria? John Locke afirmará: “El Estado es una necesidad, pero una necesidad libremente contratada por los individuos”.

¿Por qué la servidumbre voluntaria? El propio La Boétie fue el primero en apuntar alguna respuesta. Las tres causas de la servidumbre son, según él, el hábito, la mixtificación y el interés. La servidumbre sería un hábito que se habría impuesto a la propia naturaleza libre del hombre: “Lo natural se pierde si no se cultiva”.

La Boétie habla también de mixtificación: el pueblo inventa él mismo las mentiras para creérselas. Lo que traducido en términos modernos equivaldría a preguntarse si es posible mantener la cohesión social sin creencia, argumento preferido de quienes critican el proyecto moderno por su exceso de racionalidad.

El pueblo se autoengaña con las mixtificaciones servidas por los medios de (des)información, manipulación y confusión

Finalmente, el interés. La trama del interés construye una pirámide que hace que sean tantos o más los que consideran agradable la sumisión como aquellos a los que parece agradable la libertad. Hábito, mixtificación, interés: las razones para obedecer no han cambiado en lo sustancial.

La educación ha consolidado ciertos hábitos, la libertad de expresión y los medios de comunicación modernos han cambiado las reglas de la mixtificación (el poder del cura desde el púlpito era casi incontestable), el interés es aceptado como criterio determinante del estar en sociedad.

Medios de Comunicación

Singular es la condición del gobernante, pero también la del padre, del capitán de barco o empresario. La diferencia sustancial entre el poder de unos y otros es la fuente de legitimidad: la sangre, lo sagrado, la legalidad, la ideología y, en tiempos modernos, la ciencia.

Aunque cada forma de poder tiene sus formas de legitimación específicas, se producen formas híbridas. El poder político busca -a través de conceptos organicistas como nación- beneficiarse de la legitimidad de la sangre (familia) que tiene la fuerza de lo necesario, porque la pertenencia no se escoge sino que es irreversible.

Bandera, símbolo de la Nación

También el poder político especula con lo sagrado. E incluso con la ciencia, porque el apoyo de los números tiene todavía gran prestigio social. Hacer sentir el poder en la conciencia de los hombres como una cuota del infinito poder del todopoderoso es todavía una manera eficaz de asegurar la obediencia. En cualquier caso, la forma de legitimación condiciona el tipo de políticas que emanan del poder.

El rostro del poder es condición de la libertad, porque sólo frente a una cara el ciudadano puede rebelarse y defenderse. Cuando el poder no tiene rostro se hace especialmente impenetrable: padre, gobernante, patrón, jefe. Es indispensable un rostro que matar simbólica o realmente.

FUENTE: DESPUÉS DE LA PASIÓN POLÍTICA (JOSEP RAMONEDA).

 

18 pensamientos en “¿QUÉ ES EL PODER?

  1. muy buena la expricacion de gonsalorobles me ayudo mucho para la escuela …muchas gracias

  2. “El poder es la capacidad de Uno de conseguir que otros hagan negro aunque quieran hacer blanco. Si además el poderoso consigue que acepten que negro es lo que tenían que hacer, el poder está ideológicamente legitimado, tiene la adhesión de los dominados. Si lo hacen creyendo que no lo tenían que hacer, el poder se ha impuesto por la fuerza. ”

    La manera que tiene el poder de legitimarse es a través de la cultura, que le sirve de vehículo para hacer triunfar su ideología o su pensamiento “políticamente correcto”. Cuando entra en crisis, porque no logra la adhesión de los sometidos, que se le rebelan, entonces recurre al miedo y en última instancia a la fuerza bruta.

  3. Several individuals that own a truck use it a whole lot for work related situations, if this sounds like you then you might have the sort of career that requires you to do a whole lot of dirty function, that means working in all types of weather conditions, rain or shine. Your truck will most likely get dirty on the within and exterior with mud. This is why it is critical that you have flooring mats in your truck to hold your carpet from getting dirty or stained. It is definitely value the investment to get some high top quality floor mats.

  4. NO ME HAN SATISFECHO TODOS LOS ESCRITOS QUE HE LEIDO HASTA EL MOMENTO. ¿NO TENEIS ALGO MAS CONCISO Y PROFUNDO?

  5. El texto no es mío, sino de Josep Ramoneda, pero entiendo que los ejemplos religiosos son explicativos. Pero puesto que me preguntas te diré que el creacionismo no forma parte de mis creencias.

  6. Vaya, sin palabras me he quedado. Una pregunta, los ejemplos religiosos son a modo explicativo o realmente crees en ellos? Es que desde que los TJ intentaron convencerme de que venimos de adan y eva… xD

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s