LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES: UN HISTORIA DE PABLO (SAULO DE TARSO)


El vídeo es una escena de la película La vida de Brian.

Fuera de los propios Evangelios, el libro más importante del Nuevo Testamento es Hechos de los Apóstoles. Para el historiador, en realidad, Hechos puede ser aún más importante. Como todos los documentos históricos que provienen de una fuente partidista, hay que manejarlo con escepticismo y cautela. Uno debe también saber para quién fue escrito el texto, a quién puede haber servido, y con qué propósito.

Pero es Hechos, mucho más que los Evangelios, lo que ha constituido hasta ahora el relato aparentemente definitivo de los primeros años del “cristianismo primitivo”. Desde luego, parecería que Hechos contiene mucha información básica que no resulta fácil encontrar en otros sitios. Sólo hasta ahí, es un texto seminal.

Por lo general se reconoce que los Evangelios no son fiables como documentos históricos. El de Marcos, el primero de ellos, fue compuesto no antes de la sublevación del año 66, probablemente más tarde.

Los cuatro Evangelios tratan de evocar un período que precede largamente su propia composición: tal vez hasta por sesenta o setenta años. Rozan superficialmente el telón de fondo histórico, y se centran especialmente en la muy mitificada figura de Jesús y en sus enseñanzas. Son en el fondo textos poéticos y piadosos, y ni siquera pretenden ser crónicas.

Hechos es un obra de un tipo muy diferente. Por supuesto, no se lo puede tomar como un documento totalmente histórico. Es ante todo muy parcial. Lucas, el autor del texto, trabajaba evidentemente con varias fuentes, y corregía y rehacía el material para adaptarlo a sus intenciones. Han sido pocos los esfuerzos por unificar las manifestaciones doctrinales o el estilo literario.

Hasta los historiadores de la Iglesia admiten que la cronología es confusa; el autor no ha tenido experiencia directa de muchos de los sucesos que describe, y se ve obligado a imponerles su propio orden. Así, ciertos sucesos independientes son fundidos en un solo suceso, mientras que sucesos únicos son mostrados como más de un suceso. Esos problemas se agudizan ante todo en aquellos pasajes del texto que hablan de sucesos anteriores a la llegada de Pablo. Además, parecería que Hechos, al igual que los Evangelios, fue compilado selectivamente, y muy manoseado por ulteriores ediciones.

Pero, a diferencia de los Evangelios, Hechos aspira a ser una especie de crónica de un largo y continuo período de tiempo. Constituye un esfuerzo por llevar un registro histórico y, al menos en ciertos pasajes, por mostrar que ha sido escrito por alguien que tiene experiencia directa, o casi directa, de los hechos que describe. Aunque existe parcialidad, esa parcialidad es muy personal; y eso, hasta cierto punto, le permite al comentarista moderno leer entre líneas.

La historia que se narra en Hechos comienza poco después de la Crucifixión -a la que generalmente se atribuye como fecha el año 30 pero que puede haber ocurrido tan tarde como en el 36- y termina entre el 64 y el 67.

La mayoría de los estudiosos creen que la propia narración fue compuesta, o copiada, entre los años 70 y 95. Entonces Hechos es más o menos contemporáneo de algunos de los Evangelios, si no de todos. Quizá es anterior a los cuatro. Casi con seguridad precede al llamado Evangelio de Juan, al menos en la forma en que ese texto ha llegado hasta nosotros.

El autor de Hechos es un griego culto que se identifica como Lucas. No se puede demostrar con certeza que sea el mismo “Lucas, el médico querido”, mencionado como amigo íntimo de Pablo en Colosenses 4:I4, aunque la mayoría de los especialistas en el Nuevo Testamento están dispuestos a admitir que sí lo es. Los estudiosos modernos también coinciden en que sin duda parede idéntico al autor del Evangelio de Lucas.

En efecto, Hechos es a veces considerado como la “segunda mitad” del Evangelio de Lucas. Ambos están dirigidos a un interlocutor desconocido llamado “Teófilo”. Como ambos fueron escritos en griego, muchas palabras y nombres han sido traducidos a ese idioma, y en varios casos han sido alterados los matices, y hasta el sentido de los vocablos originales en hebreo o arameo.

En todo caso, tanto Hechos como el Evangelio de Lucas fueron escritos expresamente para un público griego, un público muy diferente de aquel al que estaban dirigidos los manuscritos de Qumran.

Aunque centrado principalmente en Pablo, que monopoliza la última parte de la narración, Hechos es también la historia de las relaciones de Pablo con la comunidad de Jerusalén integrada por los discípulos más cercanos de Jesús bajo el liderazgo de Santiago, “el hermano del Señor”; el enclave o la fracción que sólo más tarde recibiría el nombre de primeros cristianos y que ahora se conoce como Iglesia original o primitiva.

Sin embargo, al relatar la relación de Pablo con esa comunidad, Hechos ofrece sólo el punto de vista de Pablo. Hechos es esencialmente un documento de cristianismo paulino (o “normativo”, como se lo considera ahora.) Pablo, en otras palabras, es siempre el héroe; quienquiera que se le oponga, sean las autoridades o incluso Santiago, recibe automáticamente el papel de villano.

Hechos comienza poco después de que Jesús -a quien se menciona como “el nazoreno” (en griego “nazorion”)- ha desaparecido del escenario. La narración describe la organización y el desarrollo de la comunidad de la “Iglesia primitiva” en Jerusalén y su creciente fricción con las autoridades.

La comunidad aparece intensamente evocada en Hechos 2:44-46:”Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. Acudían al templo todos los días con perseverancia y con el mismo espíritu, partían el pan por las casas…”.

(Vale la pena señalar de paso esta adhesión al Templo. Jesús y sus discípulos más cercanos son presentados generalmente como hostiles al Templo, donde, según los Evangelios, Jesús volcó las mesas de los cambistas y ofendió apasionadamente al clero.)

Hechos 6:8 presenta la figura conocida como Esteban, el primer “mártir cristiano” oficial, que es arrestado y sentenciado a muerte por lapidación. En su propia defensa, Esteban se refiere al asesinato de los que profetizaron el advenimiento del “Justo”. Esa terminología es, específica y únicamente, de carácter qumraniano. El “Justo” aparece repetidas veces en los manuscritos del mar muerto como “Zaddik“.

El “Maestro de Justicia” de los manuscritos, “Moreh haZedek“, viene de la misma raíz. Y cuando el historiador Josefo habla de un maestro, aparentemente llamado “Sadoq” o “Zadok”, jefe de un grupo mesiánico y antirromano judaico, también parecería ser una mala traducción griega de “el Justo”. Tal como aparece en Hechos, entonces, Esteban utiliza una nomenclatura única y específicamente característica de Qumran.

Qumran

No es ésa la única preocupación qumraniana que figura en las palabras de Esteban. En su defensa, nombra a sus perseguidores (Hechos 7:53): “Vosotros que recibisteis la Ley por mediación de ángeles y no la habéis guardado”.

Tal como lo muestra Hechos, Esteban está obviamente resuelto a observar la Ley. Aparece aquí, de nuevo, un conflicto con las tradiciones ortodoxas y aceptadas. Según la ulterior tradición cristiana, eran los judíos de esa época los que hacían de la Ley un fetiche austero y puritano.

Se presenta a los “cristianos primitivos”, al menos desde el punto de vista de ese rigor, como “disidentes” o “renegados”, que abogan por una nueva libertad y flexibilidad, desafiando las costumbres y las convenciones. Sin embargo, es Esteban, el primer “mártir cristiano”, quien aparece como defensor de la Ley, mientras que sus perseguidores son acusados de negligencia.

El martirio de San Esteban

Carece de sentido que Esteban, un autoproclamado partidario de la Ley, sea asesinado por judíos como él, que ensalzan la misma Ley. Pero ¿y si esos otros judíos actuaban en nombre de un clero que había llegado a un acuerdo con las autoridades romanas?

¿Si eran, en realidad, colaboradores que, como muchos franceses durante la ocupación alemana, por ejemplo, sólo querían “una vida tranquila”, y temían que la presencia entre ellos de un agitador o un luchador de la resistencia pudiese conducir a represalias?

La “Iglesia primitiva” de la que es miembro Esteban recalca constantemente su propia ortodoxia, su celosa observancia de la Ley. Son sus perseguidores los que se ingenian para mantenerse en buenas relaciones con Roma, faltando así a la Ley o, en términos qumranianos, transgrediendo la Ley, traicionando la Ley.

En ese contexto, tienen sentido que Esteban los denuncie, como tiene sentido que ellos lo maten. Y Santiago -Santiago “el Justo”, el Zaddiko “Justo”, el “hermano del Señor”, quien mejor ejemplifica la rigurosa observancia de la Ley- sufrirá luego, según la ulterior tradición cristiana, el mismo destino que Esteban.

Según Hechos, es en la muerte de Esteban donde Pablo -entonces llamado Saulo de Tarso- hace su presentación. Se dice que cuidó las ropas de los asesinos de Esteban, aunque quizá tuvo un papel más activo. En Hechos 8:I, se nos dice que Saulo “aprobaba su muerte”. Y luego, en Hechos 9:2I, Saulo es acusado precisamente de preparar el tipo de ataque sobre la “Iglesia primitiva” que culminó con la muerte de Esteban.

En esa etapa de su vida, Saulo es por cierto fervoroso, hasta fanático, en su enemistad hacia la “Iglesia primitiva”. Según Hechos 8:3, “hacía estragos en la Iglesia; entraba en las casas, se llevaba por la fuerza a hombres y mujeres, y los metía en la cárcel”. En esa época hacía, por supuesto, de sirviente del clero prorromano.

FUENTE: EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO (Michael Baigent y Richard Leigh).

 

7 comentarios en “LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES: UN HISTORIA DE PABLO (SAULO DE TARSO)

  1. Lo que no es mentira es que Pablo no fue apóstol, persiguió a los seguidores de Jesús y consiguió triunfar sobre la “supuesta” Iglesia primitiva. Y digo “supuesta” porque es más que dudoso que Jesús hubiera tenido nunca la pretensión de fundar una Iglesia. Es igualmente dudoso que sus seguidores lo pretendieran. Lo que no es dudoso es que Saulo, luego Pablo, consiguió triunfar sobre ese movimiento y es él la piedra angular sobre la que se asienta el cristianismo.

  2. Solo he leído unas partes de la página y ……..¡¡ vaya trola¡¡ empieza diciendo q los evangelios no son fialble.Eso es MENTIRA. Esta demostrado que pasan todos los filtros de historicidad. Luego dice que fueron escritos antes de la destruccion de Jerusalén . MENTIRA Marcos fue antes,y después que está todo muy mitificado. MENTIRA.Se puede decir que hay artículos incorporados, eso es verdad, pero pasan según varios expertos todos los visos de ser fieles a los evangelios originales. De hecho los milagros está demostrado que circulaban de boca en boca antes de la redaccion de los evangelios.Además existió una fuente Q que inspiro a los evangelios,Ello sería torno al 50 mas o menos.

  3. Ivan, como canta Joan Manuel Serrat en una de sus piezas, CONTRA GUSTOS NO HAY DISPUTAS. Espero que el no gusto no sea disgusto, pues yo no traigo acá estos escritos para molestar o indignar al posible lector, si bien no soy dueño de lo que en éste puedan provocar los mismos.

  4. Rosa dijo:

    Cuando lo publiques sere, si no la primera, de las primeras en comprarlo, es un placer leerte, pero,vigila es un tema muy quemado, por casualidad ha llegado a mis manos el triangulo secreto, (las lagrimas del papa), bueno por casualidad no porque como dice mi marido, suerte que el papel del wc, no trae letras si no, no te conoceriamos, entre el ordenador y los libros te pierdes, (el hace lo mismo, pero yo mutis) y el tema va por ahi, no exactamente pero si sobre el hermano gemelo de Jesus que murio en la cruz en su lugar,bueno 476 paginas del libro no te las voy a resumir, tampoco son materia histotica verdadera si no novela ficcion, con bases historicas, pero mucha fantasia tipo pilares de la tierra, etc….. por lo que sera interesante leer tu version ya que por lo que suelo leerte creo. sera diferente. Ya avisaras adelante, cuidado, suerte y un beso para todos, ya sabes que te sigo aunque muchas veces no escriba, a veces los silencios, solo son, que no hay nada a decir que uno esta de acuerdo, otras aunque lo este se siente uno con ganas de escribir, para que el autor no crea qu no lo sigen, ¿supongo que me entiendes?

  5. Gracias por el beso, Rosa. Del artículo en cuestión lo que más me interesa es que el protagosnista de HECHOS DE LOS APÓSTOLES es Pablo. Lo cual es contradictorio, pues como todo el mundo sabe él no es uno de los doce que acompañaron a Jesús. Así pues, hubiera sido más certero y cercano a la verdad titular Hechos como Vida y milagros de Pablo o algo similar. También es interesante notar que, como se dice en el libro y yo publicaré próximamente, en la “Iglesia primitiva” se produce un cisma instigado por Pablo, cuyo principal adversario es Santiago “el Justo”, el hermano de Jesús. Y está muy claro que el vencedor es Pablo que, de perseguidor y asesino de cristianos cuando era Saulo y merced a su “conversión”, se transforma en el líder de la “nueva religión”. Él es en realidad la piedra angular sobre la que se construye el edificio que llega hasta nuestros días.
    Un beso.

  6. rosa dijo:

    Bufffffffffffffffffffffff, solo digo una cosa los evangelios bien leidos, son un ejemplo para todos, hay trozos mal traducidos por ejemplo “Primero entra un camello por el ojo de una aguja…”, hay un error de traducción puesto que camelus se refería a camelo (cuerda gruesa para amarrar el barco al muelle). así que lo que debe entrar por la aguja es un camelo (la cuerda o soga), no un camello (el pobre animal), cosa que ademas tiene su logica, pero no tomaras el nombre de Dios en vano es un mandamiento no un trozo de evangelio y la Iglesia, ni se acuerda,. un beso, que llevo mucho post sin dartelos Gonzalo, pero no de Judas si no de amiga a ti y a tu familia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s