EL CUERPO, LA IMAGEN, LA IDENTIDAD Y LA PERSONALIDAD


La peculiar constitución del esquema corporal, aspecto clave del unitario desarrollo psíquico en la eclosión adolescente, forma parte del autoconcepto y de la personalidad integral. Nuestro cuerpo también manifiesta de mil formas, con su propio lenguaje, lo que somos y queremos. Cuestión aparte es la participación de todos en la belleza, de alguna manera, en función de los siempre discutibles y mudables criterios estéticos.

Esquema del Cuerpo Humano

La luz de los ojos, el misterio de la mirada, nuestro peso y dimensiones, más o menos proporcionados son la crónica no escrita de la relación con nuestro cuerpo. De igual modo actúan nuestras tensiones musculares -al borde de la contractura-, los malos hábitos posturales y nutricionales, el sedentarismo y la desmesura del deporte compulsivo (vigorexia). Si pudiésemos escaparnos un momento del cuerpo, contemplaríamos todo ello y volveríamos luego a fundirnos con él en la identidad que nunca debimos quebrar.

En continuidad con lo que venimos comentando, los jóvenes pueden caer en disfunciones alimentarias como las insidiosas y alternantes anorexia nerviosa y bulimia. Por supuesto, éstas son, además, fenómenos sociales (modas o estereotipos) y psicológicos (formas de ansiedad).

Anorexia y bulimia

Deben ser abordados académicamente en los centros educativos desde diversas disciplinas, incuyendo la óptica de la reestructuración cognitiva basada en los valores y en el compromiso.

La intervención educativa en esta área de la consideración de nuestra dimensión corpórea no ha de basarse meramente en la información (como también es el caso de la educación sexual o de las actitudes ante el consumo de sustancias u otros fenómenos sociales o muchos temas académicos), sino sobre todo en las competencias, actitudes y valores que nos llevan a crecer como personas.

Parece que es una diferencia sutil. Pero no, es un enfoque muy diferente, que pone en primer plano el fortalecimiento de la personalidad, la autoestima y las fortalezas del carácter originales de cada ser humano, así como las potencialidades y capacidades para llevar a cabo proyectos con sentido y calidad ética.

Por ejemplo, la anorexia suele afectar a jóvenes -sobre todo chicas- competitivos y perfeccionistas. La bulimia, a personas impulsivas. En definitiva, son formas inadaptadas de enfrentarse con el fenómeno de la delgadez o de la obesidad, que esconden muy probablemente, en su raíz, una buena dosis de ansiedad y de disconformidad consigo mismo (falta de autoestima).

Además, estos jóvenes suelen carecer de habilidades sociales y de asertividad (permitirse ser uno mismo y parar los pies a los demás) y de la capacidad de elegir por sí mismo o aceptar las formas de su cuerpo sin intromisiones extrañas, en algún sentido siempre injerencias interesadas (incitación al gasto) o agresivas (burlas…).

Plantar cara

Por nuestra parte, hemos hallado que sólo el 40% de los estudiantes adolescentes desayuna bien, mientras que el 35% sale de casa “sin tomar un buen desayuno”. Subrayaremos, finalmente, que desayunar y dormir bien correlaciona con sentirse felices, planificar el estudio, estudiar más tiempo y esforzarse; y, del mismo modo, con hacer deporte y no consmir ni alcohol ni cannabis.

La salud hoy no se considera como la mera ausencia de enfermedad. Incluso se va más allá de la salud objetiva. Es mucho más relevante considerar la salud percibida o subjetiva. Hay quien tiene un problema serio de salud, pero lo tiene integrado en su vida personal, familiar y laboral; se mete dentro de sus justos límites y es feliz y no se considera enfermo (salud percibida); e incluso su estado de ánimo positivo le puede hacer más longevo (Alan Carr, 2007).

Sin embargo, por ejemplificar, un fuerte catarro puede hacerte infeliz y verte perdido y desamparado.

Catarro

Esa aceptación serena de la vida, la enfermedad y la muerte es lo que da buen estado de ánimo; y éste te proporciona calidad de vida y te pone en los umbrales de la felicidad. Todos conocemos gente que vive así de bien. Si a eso sumamos una opción ética por los valores, estamos ante una vida buena.

 

fuente:Adolescentes de hoy buscando sus valores  (Manuel Pintor e Isidro Pecharromán)

Un comentario en “EL CUERPO, LA IMAGEN, LA IDENTIDAD Y LA PERSONALIDAD

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s