EL PERRO ES UN BUEN ANTÍDOTO DE LA PICADA DE LA MOSCA DE LA ARENA

El género inicialmente fue denominado Flebotomus, creado por Camillo Rondani y Berté en 1840. El nombre fue cambiado a Phlebotomus por Hermann Loew en 1845. “Flebótomo” es una de las exclamaciones del lenguaje usado por el Capitán Haddock, protagonista de las series animadas Tintín

Phlebotomus es un género de dípteros nematóceros de la familia Psychodidae; conocidos como jejenes de moscas de arena, que habitan en las regiones mediterráneas ( España, Francia, Italia y Grecia) y tropicales.  La etimología indica chupador de venas (phlebo- = vena; -tome = chupar), ya que, en efecto, los Phlebotomus son insectos chupadores de sangre venosa.

PHLEBOTOMUS

En el Viejo Mundo, los Phlebotomus son los responsables primarios de la transmisión de la leishmaniasis, una enfermedad parasitaria, cuya transmisión en el Nuevo Mundo, es principalmente por los jejenes del género Lutzomyia. Sólo las hembras se alimentan de sangre por una picadura indolora y nocturna, mientras que los machos se alimentan del néctar de las plantas.

Las hembras necesitan las proteínas de la sangre de animales de sangre caliente (los perros son muy buenos candidatos) para la producción de huevos. Una comida puede resultar en la producción de hasta 100 huevos, los cuales son depositados en tierras húmedas ricas en material orgánico.

Al picar, el insecto inyecta anticoagulantes para que la sangre siga fluyendo, como también lo hace la hembra del mosquito. Al salir la sangre, usa sus piezas bucales para chupar la sangre acumulada en el sitio de la herida. La picadura deja una pápula enrojecida que puede permanecer asintomática por varias horas, antes del comienzo de la picazón.

“Normalmente, en el humano, se desarrolla una dermatitis nada grave, que al cabo de un mes se cura sola. Los casos más graves se producen en personas que tienen las defensas muy bajas.  Ese es el motivo por el cual este parásito fue el gran azote de la epidemia del SIDA. Cuando alguien contraía el VIH y sufría la picadura de la mosca de la arena, que le transmitía esta enfermedad, moría de leishmaniosis.” (Fernando Fariñas). Sigue leyendo